Participamos en el desayuno informativo sobre plásticos y Economía Circular de AIMPLAS

  • La solución a las basuras en el medio ambiente no pasa por la prohibición del plástico
  • AIMPLAS ha organizado un desayuno informativo sobre plásticos y Economía Circular en el que se ha analizado la situación actual y se han puesto sobre la mesa las soluciones que plantea el sector

A finales de 2015 la Comisión Europea publicó su paquete de Economía Circular, modificando una serie de directivas en vigor, los materiales plásticos están siendo sometidos a una regulación para aumentar las tasas de reciclado, desviar los residuos de vertedero y acabar con las basuras en el medio ambiente o litter. AIMPLAS nos reunió junto a otros actores de la industria del plástico para tratar el nuevo reto que nos encontramos.

Pedro Melgarejo, responsable de Marketing y Comunicación de Plásticos Romero,  Ignacio Omeñaca, gerente de ANARPLA, Cristina Monge, secretaria general de AVEP y Mayca Bernardo, responsable de Marketing y Estadística de Cicloplast, debatieron durante gran parte de la mañana sobre los objetivos del sector a 2030.

La nueva regulación implica aumentar el porcentaje de reciclado de plásticos en los productos, así como que en 2030 todos los envases de plástico puestos en el mercado europeo sean reutilizables o reciclables. Esto debería conducir a alcanzar una tasa de reciclado del 55% en envases de plástico en 2030. Además, supone la elaboración de una directiva que regula de distintas formas los productos que con mayor frecuencia se encuentran abandonados en el medio ambiente como platos, cubiertos o pajitas.

Para Pedro Melgarejo se trata de un cambio de paradigma “para poner en primer lugar la sostenibilidad, y luego la funcionalidad del producto (que el envase conserve bien los alimentos, que cumpla los requerimientos de logística, etc.). El futuro pasa por el ecodiseño. Si no maduramos en educación ambiental seguirá habiendo plásticos en el medio ambiente. Prohibir no es la solución, si no concienciamos esos residuos se seguirán generando, pero de otro material”. En lo que respecta a las bolsas de plástico, Melgarejo cree que se ha legislado “más con el corazón que con la razón. Solo suponen un 2% de los residuos abandonados en el medio ambiente, y para el sector ha supuesto una reducción del 70% de las ventas en el pequeño comercio, que a su vez supone el 40% del negocio”.

Fuente