La Eurocámara dirá adiós definitivamente a los plásticos de un solo uso

Tras la aprobación de un acuerdo el pasado mes de enero, La Eurocámara debate y vota hoy la puesta en marcha definitiva del proyecto de prohibir cubiertos y platos de plásticos a partir de 2021. El objetivo: tratar de reducir el impacto de ciertos productos de este material en el medio ambiente.

Esos cubiertos de plástico tardan unos 400 años en desintegrarse que, concretamente en la Unión Europea, anualmente acaban llegando a los océanos en más de 150.000 toneladas de residuos plásticos. Frente a esta información, Pedro Melgarejo, responsable de Marketing y comunicación de Plásticos Romero ha señalado al medio Aquí Europa que “es evidente” que el problema de los plásticos es un problema ambiental, pero matiza que “es muy simplista atacar al material” porque el plástico “no se mueve; si encontramos plástico en el mar es por el factor humano”.

Pedro ha señalado el punto de vista de Plásticos Romero: “la solución al problema (de los plásticos) se tiene que centrar en tres puntos: la correcta gestión de los residuos, con énfasis especial en los países subdesarrollados donde es muy discutida; el diseño de los envases, evitando en la medida de lo posible la fabricación de envases monouso; y explorar otras fuentes de valorización de residuos, como la energética”.

El camino es largo pero ya estamos en él. De cara al próximo 2029 se espera reciclar el 90% de las botellas de plástico y que, a partir de 2025, las botellas que se fabriquen con tereftalato de polietileno (PET) como componente principal contengan al menos un 25% de plástico reciclado.