Desarrollo de productos a través de plásticos biodegradables reciclados

  • El proyecto REBIO, del que ha formado parte PLÁSTICOS ROMERO, crea y desarrolla una nueva tecnología para el reciclado de los plásticos biodegradables.

Como sabemos la recogida de plásticos biodegradables debe hacerse en la fracción orgánica pero actualmente este tipo de proceso no está gestionado de forma adecuada, puesto que estos plásticos biodegradables a menudo son mezclados con los plásticos convencionales en la cadena de reciclaje imposibilitando su correcto tratamiento. El resultado es la pérdida de esfuerzos y recursos que podrían ser beneficioso y óptimos en la producción de nuevos envases. 

Es precisamente en este contexto en el que surge el proyecto REBIO, con el objetivo de trabajar en la creación y diseño de una solución tecnológica para el reciclado de plásticos biodegradables. Algunas de las vías de investigación de este proyecto han sido la reintroducción de residuos de plásticos biodegradables en el proceso de fabricación de materiales reciclados sin pérdida de sus propiedades, la identificación y separación del material biodegradable en las plantas de reciclado de plástico y el estudio del proceso de tratamiento para adecuarlo a las particularidades de esta nueva corriente de material.

Los estudios para la mejora en el reciclado del los plásticos biodegradables han estado financiados por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades dentro del programa de ayudas Retos-Colaboración (Ref.: RTC-2016-5539-5), este proyecto se ha desarrollado con un consorcio compuesto por la siguientes instituciones: INSERPLASA, líder del proyecto, empresa recicladora y fabricante por inyección de cajas de plástico, PLÁSTICOS ROMERO, fabricante de bolsas por extrusión soplado, GAIKER, centro tecnológico experto en tecnologías de reciclado de plásticos y AIMPLAS, centro tecnológico experto en tecnologías de transformación de plásticos.

Tras tres años de estudios, investigación y ensayos el proyecto REBIO finaliza con el diseño y la fabricación de algunos productos hechos con plásticos biodegradables reciclados como: bolsas de plástico biodegradable con un contenido en bioplástico reciclado de hasta un 30% (AIMPLAS y PLÁSTICOS ROMERO), clips para cultivo agrícola con un contenido en bioplástico reciclado del 15% (INSERPLASA), además de un prototipo de clip de papelería fabricado 100 % en bioplástico reciclado (GAIKER).